Algo le pasa a Servet.


Algo le pasa a Miguel Servet. Después de la hoguera, no parece que a este sabio aragonés le vaya muy bien a las puertas del centro sanitario zaragozano que lleva su nombre. La escultura en bronce tiene una patina preocupante. Con todo lo que conoció, aprendió y vivió este oscense, nacido en Villanueva de Sigena, (1511), a su recuerdo romántico no le va bien. Como verás está gris y a corros.

Puede que no se encuentre a gusto con esa representación suya este hombre camaleónico, tremendamente apasionado por el conocimiento y próximo a Carlos V. El Ginebra, el fuego acabó con él. ¿Deberían ingresarlo en Dermatología? Puede que a este conocedor de cómo funcionan los pulmones, la polución del trafico no le vaya muy bien.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Comments are closed.